Depresión
     
 
Quienes somos | ¿Tengo pánico?| Autoevaluación | Depresión | Estrés | ECOVIDA | Relajándose | Consejos | TERAPIA ONLINE | HONORARIOS
 
Depresión

   
 
Afrontando la depresión
Como la depresión suele ser compañera de los trastornos de angustia, el siguiente texto del Dr. Aaron Beck puede ayudarle en los momentos en que Ud. se encuentre deprimido.
Signos de depresión
La persona deprimida se siente triste y solitaria porque piensa, equivocadamente, que es inadecuada y que está desamparada.

Por lo tanto, a un paciente deprimido se le puede ayudar cambiando sus errores de pensamiento en lugar de concentrar el tratamiento en sus sentimientos depresivos.

Así se ha visto paradójicamente que, a pesar de la pobre opinión que las personas deprimidas tienen de sí mismas, en algunas tareas complejas se desempeñan tan bien como las personas no deprimidas.

Pensamiento y depresión

Se ha encontrado que las personas deprimidas tienen continuamente pensamientos desagradables y que, con cada pensamiento negativo, el sentimiento de depresión aumenta. Sin embargo, generalmente esos pensamientos no están basados en hechos reales y hacen que la persona se sienta triste cuando no hay razón objetiva para sentirse así.

Los pensamientos distorsionados pueden impedir que el paciente deprimido emprenda actividades que le hagan sentirse mejor. Como resultado de esto es probable que se autocritique duramente calificándose de "flojo" o "irresponsable", lo que hace que se sienta todavía peor.

Para comprender esta forma errónea de pensar examinemos el siguiente ejemplo:

Imagínese que va caminando por la calle y ve a un amigo que parece ignorarle por completo. Naturalmente, se sentirá triste. Se preguntará el por qué de la actitud de su amigo. Más tarde le menciona el Incidente y él le dice que iba tan preocupado que ni siquiera le vio. Normalmente, uno se sentirá mejor y se olvidará del asunto. Eso demuestra que lo que uno piensa es un factor fundamental en lo que uno siente.

Sin embargo, si estuviera deprimido probablemente creería que su amigo realmente le rechazó, Quizás ni siquiera le pregunte sobre el incidente, no permitiendo que el error sea corregido. Las personas deprimidas cometen ese tipo de errores una y otra vez. De hecho, hasta pueden interpretar propuestas amistosas como rechazos. Tienden a ver el lado negativo de las cosas en lugar de su lado positivo y no se detienen a pensar si habrán cometido un error en la interpretación de los eventos.

Si está deprimido, muchos de sus sentimientos desagradables están basados en errores en la forma de enfocar las cosas. Esos errores se relacionan con la manera como piensa uno de sí mismo y con la manera como juzga uno las cosas que le suceden.

Un pensamiento que puede ser de utilidad en estos casos es el de considerar que uno tiene muchas habilidades y que puede ser muy bueno resolviendo problemas, como tal vez constate que le pasa en otras áreas de la vida. De hecho, uno a resuelto problemas toda su vida. Igual que un científico, uno puede aprender a usar su poder de razonamiento y su inteligencia para "someter a prueba" sus pensamientos y ver si se conforman a la realidad. De esta manera se puede evitar el sentirse abatido con cada experiencia que a primera vista parezca desagradable.

Estoy triste... ¿estaré deprimido?
Hace ya bastante tiempo que la "depresión" se ha incorporado a nuestro lenguaje cotidiano. Es muy común escuchar que alguien está deprimido porque la novia le dejó o que es un poco depresivo porque se ríe poco. ¿Pero es a esto a lo que le llamamos depresiones en el sentido clínico médico? Pueden serlo o no, dependiendo de una serie de factores. Para empezar a discriminar esto es bueno distinguir la tristeza de la depresión.
La tristeza es una reacción normal a sucesos que nos afectan gravemente: la pérdida de un ser querido, la ruptura de una pareja, un fracaso económico. Frente a tales sucesos, lo raro sería no entristecerse. En estos casos, la tristeza es una reacción adaptativa que tiende a adecuar a la persona a la situación de duelo por la que atraviesa, permitiéndole elaborarla.

Ahora bien, ¿qué significa elaborarla?
Básicamente, es estar triste solamente lo necesario y aceptar el inevitable dolor. El tratar de sobreponerse a toda costa y prematuramente puede ocasionar un verdadero problema. La tristeza podría quedar "enquistada" o "latente" aflorando más fuerte después, o provocando dificultades en el desempeño de la persona en distintas áreas.
Por otro lado, quien se permite estar triste, responde así a una compleja trama de expectativas sociales (por lo general no se experimentan sentimientos positivos hacia quien, por ejemplo, sale a bailar poco después de la muerte de un familiar) En cambio, la expresión de tristeza suele inducir en el entorno una actitud de protección, consuelo y amparo, que ayuda a superar la misma.

Más aún, hay casos de personas que, debido por ejemplo a enfermedades orgánicas, matrimonios mal avenidos, etc. pasa gran parte de su vida triste, sin que se los pueda diagnosticar como deprimidos.

Si bien los síntomas nucleares en la mayoría de las depresiones son la tristeza y el decaimiento en el área emocional, no son los únicos. También existen manifestaciones sintomáticas en otras áreas: volitiva, vegetativa y cognitiva, por proponer una forma de clasificación.
En el área volitiva se presentan, por ejemplo, falta de voluntad para realizar las actividades habituales, dificultad para levantarse a la mañana, desgano y abulia en general.

Respecto del área vegetativa, la depresión puede cursar con constipación o diarrea, falta de apetito, palpitaciones, entre otros síntomas "orgánicos".
En el área cognitiva, la persona deprimida presenta una estructura de pensamiento que la lleva a distorsionar negativamente la realidad (ideas de ruina, suicidio, etc.)
El deprimido está incapacitado para experimentar placer, principalmente debido a estas distorsiones cognitivas de las que es víctima.

Estas distorsiones cognitivas se dan en diferentes aspectos:
1. Visión negativa de sí mismo. Frente a un fracaso amoroso, por ejemplo, la reacción de tristeza estará circunscripta al dolor de la pérdida, mientras el deprimido se autorreprochará por no terner la capacidad de amar o ser amado.
2. Expectativas negativas respecto del futuro. En el caso anterior, el pensamiento típico es "nunca nadie me amará".
3. Expectativas negativas respecto del ambiente. "Todos me rechazarán por mi incapacidad".
Esta forma particular de interpretar la realidad, esta especie de filtro pesimista, forma un círculo vicioso que tiñe sus pensamientos, sus relaciones, sus acciones, y corre el riesgo de transformarse en una profecía auto-cumplidora.
Ahora bien, ¿cuál es la importancia de diferenciar la tristeza de la depresión? La importancia radica, entre otras cosas, en que las medidas a tomar son muy diferentes en un caso y en otro.
En el primer caso, la persona por lo general cuenta con recursos para enfrentar la situación dolorosa. Una eventual psicoterapia debería apuntar a movilizar dichos recursos. Aunque es sabido que la terapia más eficaz en estos casos es el paso del tiempo.
Por el contrario, en el caso de la depresión, la psicoterapia suele ser útil porque posiblemente solamente el paso del tiempo no solucionaría la situación y el padecimiento. El "deprimido" no puede utilizar sus recursos para salir de su estado, y las formas en que los familiares, amigos u otros personajes significativos emplean para "ayudarlo" suelen fracasar.

A pesar de las buenas intenciones, el "sentido común" no es efectivo en estos casos, y suele ser, incluso, contraproducente debido a que enfrenta al "deprimido" con un nuevo fracaso: el de no poder aplicar el "sentido común" o los buenos consejos.

Esperamos que haya quedado clara la diferencia y la importancia de hacerla, y antes de finalizar queremos darle algunos "buenos consejos":

* Si está triste por alguna razón, resérvese algún momento del día para conectarse profundamente con su dolor, durante todo el tiempo que necesite hacerlo.
* Si Ud. quiere a alguna persona que esté triste, déle la oportunidad, si lo desea, de compartir su dolor con Ud. sin tratar de "animarla" a sobreponerse.
* Y por último, si no puede aplicar ninguna de estas sugerencias, le pedimos que no se esfuerce en usarlas de todos modos; es probable que le salga peor que dejar que todo suceda espontánemente.
Puede ayudarse a sí mismo
¿Que hacer?

1. Horario de actividades diarias

Tratar de hacer un horario de actividades diarias que llene cada hora durante el día, incluso horas de reposo. Hacer una lista de las actividades que pretende realizar cada día. Comenzando con actividades fáciles y fraccionándolas hasta las actividades complicadas, si es que no las puede posponer. En la medida en que se sientas mejor, comprométase a realizar más actividades y de mayor dificultad. Este horario puede servirle también como un registro de sus experiencias de destreza y placer.

2. Método de destreza y placer

Uno tiene más capacidades de las que cree. Una persona deprimida tiene la impresión de que todo le sale mal o de que no obtiene satisfacción o placer en nada. Luego de realizar las actividades del horario, escriba al lado de cada actividad una "D" si requiere de destreza y una "P" si es de placer. Trate de darte cuenta si obtuvo algo de placer o fue diestro en alguna medida.

El abecedario para cambiar los sentimientos

La mayoría de las personas deprimidas sienten que su vida es tan mala que es natural para ellas sentirse tristes. En realidad, sus sentimientos se derivan de cómo piensa y de cómo interpreta las cosas que le suceden.
Si analiza cuidadosamente un hecho reciente que le haya ocasionado tristeza, debe ser capaz de dividirlo en tres partes:

A. La situación o el hecho en sí.
B. Sus pensamientos.
C. Sus sentimientos.

La mayoría de las personas suelen recordar sólo los puntos A y C.
A. Supongamos que la situación o hecho fue que a su pareja se le olvidó su cumpleaños.
C. Ud. recuerda haberse sentido triste.
Lo que realmente le entristece no es el olvido en sí, sino la interpretación que le dio al hecho. Puede haber pensado, por ejemplo:

B. No me toma en cuenta. Yo no soy importante, lo que significa que no me quiere. Puede, incluso, llegar a pensar que sin su aprobación o amor nunca serás feliz.
Si no estuviera deprimido pensaría que, posiblemente, ella estuvo muy ocupada, que es distraída por naturaleza o que no le da gran importancia a los cumpleaños en general.

Si está triste, revise sus pensamientos

Trata de recordar qué está pasando por su mente en ese momento. Esos pensamientos pueden haber sido sus reacciones "automáticas a algo que acaba de suceder: El comentario casual de un amigo, una factura en el correo, un dolor de estómago. En ocasiones puede que no encuentre ningún hecho externo que pueda explicar su tristeza. Revise si tienes fantasías, imágenes o recuerdos con ideas de pérdida.

Trate de corregir sus pensamientos

En primer lugar permitiéndose dudar de su objetividad y en segundo lugar "respondiendo" a ellos con pensamientos más balanceados y objetivos. Encontrará que comienza a ver la vida en forma más realista y se sentirá mejor.
Un ama de casa se sentía melancólica y abandonada porque ninguna de sus amigas la había llamado durante varios días... pensaba que sus amigas habían dejado de quererla. Cuando comenzó a pensar más objetivamente se dio cuenta de que Andrea estaba de viaje, Hilda estaba en la maternidad cuidando de su hija y Julia sí la había llamado el día anterior para invitarla a salir de compras pero ella había rechazado la Invitación por sentirse mal. Cuando ella sustituyó el pensamiento "estoy perdiendo el cariño de mi amiga por "ellas estaban ocupada" o "realmente sí me llamaron", cambió su sentimiento de pesar y empezó a sentirse mejor.

La técnica de la doble columna

Se denomina también hoja de registro. Escriba sus pensamientos distorsionados automáticos en una columna y sus respuestas a ellos en otra. (Ejemplo: Juan no me llamó. Ya no me quiere. Respuesta: Está muy ocupado y piensa que me siento mejor que la semana pasada, así que no necesita preocuparse por mí.)

Resolviendo problemas difíciles.

Si tiene un trabajo que le parece muy complejo o molesto, trate de escribir los pasos que tiene que dar para realizarlo. Trate entonces de realizar un paso a la vez, concentrando su atención en ese paso en particular y no preocupándose por los siguientes.

Si se "paraliza" tratando de solucionar un problema en una determinada forma y ve que no logra nada, es posible que esté viendo la situación "como por un tubo". (Es decir, sin contemplar alternativas) Trate de escribir diferentes alternativas para la solución de ese problema. Trate también de pensar que está sugiriéndole a otra persona alternativas para la solución de ese mismo problema. Si esto no le da resultado, pregúntele a algún amigo qué alternativas se le ocurren a él. Tenga cuidado de no saltar a la conclusión de que su amigo es más Inteligente que Ud., pues lo que suele suceder es que las personas no ven alternativas cuando están deprimidas.

Psicoterapia

Un psicoterapeuta puede ayudarle a que identifique y corrija las distorsiones que le hacen llegar a conclusiones erradas acerca de sí mismo, de sus experiencias y de su futuro. También le pueden ayudar a que encuentre maneras de enfrentar más efectivamente los problemas de su vida diaria. Con esa guía y su esfuerzo tendrá bastante oportunidad de sentirse mejor. Así puede aprender a responder en forma más sana a sus problemas en el futuro.

 
Escribir a Dr. Fiorio
Para más información